Chacarita vs Atlanta: un clásico porteño con más de 90 años de historia

El Funebrero y el Bohemio se vuelven a ver las caras luego de seis años, en un duelo con historias pasadas y presentes.

Chacarita y Atlanta volverán a verse las caras el próximo martes desde las 21:10 horas en San Martín. Su rivalidad, al ser una de las más antiguas de la historia del fútbol argentino, genera, tanto en los propios protagonistas como en el espectador neutral, que cada enfrentamiento entre funebreros y bohemios jamás pase desapercibido.

Como toda rivalidad, este obviamente también posee su origen. En el caso de Chacarita, el club fue fundado el 1° de mayo de 1906 por un grupo de jóvenes pertenecientes al Partido Socialista. El nombre se debe al barrio, y los colores que años después se le otorgó, se deben a la identificación con el partido político (rojo), la pureza de sus miembros fundadores (blanco), y su cercanía al cementerio (negro). Esto último hizo que hasta hoy se lo reconozca con el apodo de “Funebrero”.

Por su parte, Atlanta se creó el 12 de octubre de 1904, fecha seleccionada con motivo del Día de la Raza, en la casa del comerciante Elías Sanz, situada sobre la calle Alsina, en el barrio de Montserrat. En relación a su nombre, hasta hoy existen dos teorías. Una afirma que se debe por una conmemoración al terremoto acontecido meses atrás de su fundación en la homónima ciudad estadounidense; aunque otros lo atribuyen al arribo de un barco de guerra, proveniente también de los Estados Unidos.

Su primer campo de juego se ubicó en Juan B. Alberdi y Escalada, en el barrio porteño de Villa Luro. Sin embargo, a causa de inconvenientes económicos permaneció muy poco tiempo allí, y tras peregrinar en diferentes terrenos (por eso surgió el apodo de “Bohemio”), quedó radicado en Villa Crespo, lugar donde llevó a cabo la construcción de su actual estadio Don León Kolbovski. Sus colores (azul y amarillo), según relata su historia, se deben a los toldos que utilizaban los comercios de la época.

Un clásico de barrio que perdura en el tiempo

Atlanta y Chacarita ya compartían barrio, y lo que comenzaron siendo las típicas “chicanas” entre simpatizantes de ambos cuadros, derivaron en que la rivalidad tome fuerza a tal punto que quede denominado “El Clásico de Villa Crespo”. Y su primer cruce lo tuvieron en el año 1927, por el campeonato de Primera División, con victoria para el Funebrero por 2 a 0 con los tantos de José Bruno Gaslini y Renato Cesarini.

Chacarita contaba con su estadio ubicado en la manzana de Humboldt, Murillo, Padilla y Darwin (precisamente enfrente de donde hoy se sitúa la cancha de Atlanta), inaugurado allá por el año 1923, tras haberse edificado con colaboración de dirigentes, jugadores y simpatizantes, ya que la economía de la institución era precaria.

Teniendo ya su cancha propia, y con el club ubicado en la Primera División (jugó en esa categoría por primera vez en 1925), Chacarita continuó afianzándose de manera importante en la zona, lo que llevó a que aquel estadio le quedase chico. Por ello, la Comisión Directiva optó por llevar adelante la construcción de una nueva cancha con mayor capacidad.

Sucedió entonces que casi una década más tarde, en 1932, esa cancha se construyó y se inauguró oficialmente, a escasísimos metros de la anterior; en Humboldt al 300, entre Murillo, Padilla y las vías del ferrocarril. Su capacidad era aproximadamente para 25.000 personas, algo que permitió que posteriormente sea utilizada para partidos de la Selección Argentina, según dicen los archivos y relatan los historiadores del club.

Su estadía allí perduró hasta 1945, momento en que Chacarita dejó la zona de Villa Crespo a causa de un delicado contexto institucional y económico que se encontraba atravesando el club; y de cierta “picardía” de las gestiones iniciadas por la Comisión Directiva de turno del Bohemio, para avanzar sobre dicho terreno, que era rentado.

El destino de Chacarita iba a ser la localidad de Villa Maipú del partido de San Martín, donde en un récord aproximado de 141 días, inauguró allí su nuevo estadio el 8 de julio de aquel año, al mudar por completo las instalaciones de Villa Crespo.

Sin embargo, la distancia no impidió que la rivalidad entre Bohemios y Funebreros vaya apagándose paulatinamente, todo lo contrario. Hasta hoy, cada enfrentamiento se vive como una verdadera final, en la que todos desean ser los vencedores.

El historial entre funebreros y bohemios

A 94 años del primer encuentro disputado entre ambos, la paternidad que lleva Chacarita por sobre Atlanta fue creciendo a lo largo del tiempo. El historial de partidos oficiales indica que se cruzaron en 131 oportunidades, de las cuales el Funebrero ganó 54 partidos y el Bohemio apenas 34, mientras que 42 encuentros culminaron en igualdades.

Partidos especiales

Atlanta 2 – 3 Chacarita. Metropolitano 1967.

Uno de los Chacarita – Atlanta más importantes de la historia aconteció en 1967, dos años antes que el Funebrero se alce con su primer y única estrella. Por el Campeonato Metropolitano, el Tricolor peleaba por no descender, y en una de las últimas jornadas del del certamen, visitaba al Bohemio en Villa Crespo con la obligación de ganar obligatoriamente, de lo contrario, perdía la categoría.

El primer tiempo culminó por 2 a 0 a favor de Atlanta. El descenso estaba al acecho, sin embargo, y fiel a la típica “garra funebrera”, en el complemento la historia cambió. Tras empatar el encuentro 2 a 2, en la última jugada de la tarde llegó el tercero, el ansiado 3 a 2 final, que permitió Chaca se quede en la máxima categoría para dos años más tarde, lograr el título Metropolitano 1969.

Atlanta 0 – 1 Chacarita. Primera B Metropolitana 1992/1993.

Cualquier hincha de Chacarita que haya vivido esa época cuenta que uno de los clásicos que más disfrutó fue el que se jugó en Villa Crespo por el campeonato de la tercera división 1992/1993. Bajo un imponente público tricolor, el Funebrero se impuso por la mínima, en un encuentro que resultó muy vibrante de principio a fin.

Chacarita 2 – 2 Atlanta. Primera B Nacional 1998/1999.

Este encuentro resultó muy particular por dos claros motivos. Primero y principal porque fue correspondiente al campeonato en que el Tricolor regresó a la elite del fútbol argentino tras largos y sufridos 13 años. Y segundo, porque fue el último clásico que se disputó con público de ambas parcialidades. Y lejos de ser un partido chato y sin emociones, este fue un intenso 2 a 2.

Chacarita 1 – 1 Atlanta. Primera B Nacional 2011/2021.

El último cruce entre ambos en San Martín había sido justamente el anterior mencionado. Después de 12 años en los que Chaca estuvo alternando entre Primera División y B Nacional, y el Bohemio sumergido en la B Metropolitana, el clásico volvía a reeditarse. Y pese a lamentables incidentes que acontecieron concluido el partido, los 90´ regalaron adrenalina y emoción. El Bohemio se puso en ventaja a los 8´ del complemento, pero, sobre el cierre, el Funebrero llegó al ansiado y merecido empate.

Chacarita 1 – 0 Atlanta. Primera B Metropolitana 2014.

Así llegamos al clásico más moderno hasta el que se jugará el próximo martes. Por el especial torneo transición de la tercera división, que culminó con el ascenso de Chaca a la segunda categoría, el Funebrero, pese a jugar mal en casi toda la tarde, le ganó sobre la hora a Atlanta por la mínima, en un cotejo que sin dudas, tuvo la famosa “suerte del campeón”.

Entrada siguiente

Chocaron la camioneta de Hernán Drago y quedó sobre la vereda, ruedas arriba

Mié Mar 17 , 2021
El lunes 16 de marzo alrededor de las 21.30 horas en Dorrego y Enrique Martínez, una camioneta colisionó contra otro vehículo estacionado y volcó. El conductor salió ileso. Los Bomberos de la Ciudad establecieron medidas de seguridad en el lugar. Durante casi una hora estuvo la cuadra cerrada al tránsito. […]